Ella atendía a diario a este viejo gruñón sin quejarse. Pero cuando él fallece, ella descubre quién es en realidad



A diario las personas en su afán de cumplir con sus responsabilidades han pérdido el hacer las cosas con agrado y amor.
Muchas personas solo se preocupan por cumplir sus tareas, sin importar si la hicieron bien o si brindaron un servicio de calidad.
Uno de los trabajos que mas problemas tienen son el sector de la hostelería donde tengan un trabajo como camarero, recepcionista, tienda o mostrador se encargan de atender a todo tipo de personas durante el día, habiendo personas que no siempre son amables o fáciles de tratar.


Es por eso que esta mujer llamada Melina Salazar tiene mucho valor su historia, la cuál se enfrento a su mayor reto que fue atender a un señor que simplemente se quejaba por todo y esta mujer siempre lo atendió con una sonrisa, sin embargo lo que sucedió después fue impactante!

Es increíble la historia que vivió esta mujer y se destaca su increible trato humano, que nos enseña a ser respetuosos y que podemos obtener mucha bendición siendo así.



0 Response to "Ella atendía a diario a este viejo gruñón sin quejarse. Pero cuando él fallece, ella descubre quién es en realidad"

Publicar un comentario en la entrada